Home

Programa de la Unión Nacional de Oposición (UNO)

La Unión Nacional de Oposición -UNO se compromete ante el pueblo y la nación colombiana a: 

PRIMERO 

Combatir el neocolonialismo y la dominación exterior de tipo económico, político y cultural, que los Estados Unidos de Norteamérica ejerce sobre nuestra patria a través de las clases sociales reaccionarias en las cuales se apoya internamente. Apoyar las luchas del pueblo por la nacionalización del petróleo, las minas, bosques, fauna y recursos marinos y por la confiscación de los grandes monopolios.

SEGUNDO

Luchar por la realización de una reforma agraria democrática que en base a la confiscación de la propiedad terrateniente, entregue la tierra a los campesinos que la trabajan y a las comunidades indígenas y los provea de crédito fácil, maquinaria agrícola, servicios de salud, asistencia técnica. Así mismo, exigir la titulación gratuita de las tierras tomadas por los campesinos, y el respeto a sus organizaciones de masas.

Apoyar la lucha de los asalariados agrícolas por la plena vigencia de los derechos laborales y la jornada de ocho horas en el campo.

TERCERO 

Conquistar la plena vigencia de las libertades democráticas y las garantías ciudadanas, el respeto al derecho de organización popular, de reunión, manifestación y libre expresión para el pueblo. Luchar por el levantamiento del Estado de Sitio y la supresión de las medidas represivas que apoyadas en él, se aplican contra obreros, campesinos, estudiantes, intelectuales de avanzada y especialmente por la abolición de los consejos verbales de guerra y por la libertad de todos los presos políticos y sindicales.

Apoyar todas las luchas democráticas de las masas y de las minorías indígenas en defensa de sus tierras, intereses y derechos. Propugnar por la igualdad de derechos para la mujer colombiana. 

CUARTO 

Respaldar las luchas de los trabajadores en general por mejores condiciones de vida y de trabajo, por la congelación de los precios de los artículos de primera necesidad y de las tarifas del transporte y de servicios públicos y por el aumento de sueldos y salarios que compensen el costo creciente de la vida cuyo origen es el abuso de los monopolios nacionales y extranjeros, de los grandes acaparadores y la sumisión del gobierno a la política económica y monetaria de los organismos internacionales financieros controlados por los Estados Unidos.

Luchar por los derechos de organización, contratación colectiva y huelga de la clase obrera, incluyendo los trabajadores del sector público y respaldar incondicionalmente el proceso de unidad del movimiento sindical independiente, por agruparse en una gran central obrera unitaria y por aislar las direcciones patronales y gobiernistas de la UTC y CTC. 

QUINTO 

Apoyar las luchas de las masas populares por la vivienda, contra los abusos de arrendadores y por una reforma urbana que suprima los pulpos urbanizadores y la especulación con la tierra en las ciudades y facilite la adquisición de vivienda adecuada al pueblo colombiano. 

SEXTO 

Respaldar a los estudiantes, maestros, profesores y a todo el pueblo colombiano en su lucha por una enseñanza gratuita y obligatoria estatal y por la ampliación del presupuesto para la educación pública y la elevación del nivel de vida de los educadores; por la eliminación de la privatización de la universidad colombiana y de la intromisión académica y financiera de las instituciones imperialistas y reaccionarias dentro de ellas.

Apoyar una reforma de la educación de contenido popular y democrático que estimule la investigación científica y que impulse el florecimiento de una cultura que sirva a los intereses supremos de la liberación nacional. Impulsar y desarrollar el deporte masivo.

SEPTIMO 

Apoyar las aspiraciones populares por un sistema de asistencia médica y hospitalaria gratuita en todas las regiones del país.

OCTAVO 

Batallar sin descanso por la constitución de un Estado democrático de los obreros, campesinos, clases medias, industriales y productores nacionales. Un Estado que ejerza el control de los sectores fundamentales de la actividad económica, estimule la pequeña y mediana industria, planifique la economía del país y liquide toda clase de monopolios, promoviendo el desarrollo nacional independiente del imperialismo.

Este Estado al desarrollar una economía próspera e independiente sentará las bases materiales, sociales y políticas para la futura construcción de una patria socialista en Colombia.

NOVENO 

Abogar por las relaciones diplomáticas, comerciales y culturales con todos los países del mundo en base a la igualdad, respeto mutuo y beneficio recíproco. Solidarizarnos con todos los pueblos que luchan por la defensa de su soberanía y contra la opresión extranjera, por la revolución y el socialismo, y consolidar una auténtica cooperación económica latinoamericana, sin intervención del capital extranjero imperialista.

UNION NACIONAL DE OPOSICION (UNO). 

Bogotá, D.E., Septiembre 22 de 1973 

*****


NORMAS DE FUNCIONAMIENTO

APROBADAS POR LA UNO

Julio de 1974 

LA SEGUNDA CONVENCION NACIONAL DE LA UNO CONSIDERANDO:

Que es necesario dictar normas generales que regulen el funcionamiento interno de la Unión Nacional de

Oposición y la conducta de los partidos que la integran,

RESUELVE:

Art. 1. La Unión Nacional de Oposición, UNO, tiene como finalidad agrupar todas las fuerzas y sectores del pueblo colombiano, para liberar nuestro país de la opresión del imperialismo norteamericano e igualmente terminar con la explotación que hacen las oligarquías nacionales de las clases populares.

Art. 2. La Unión Nacional de Oposición, UNO, es por tanto una alianza de partidos, movimientos, o grupos políticos, que compartan estos objetivos, manifiesten expresamente adherir a su Programa, actúen políticamente en función de la unidad del pueblo y se integren a las organizaciones de la UNO, a escala nacional, departamental, regional o municipal, según sea su propio desarrollo.

Art. 3. Teniendo en cuenta el carácter enunciado, los partidos, grupos o movimientos que conforman la Unión Nacional de Oposición, UNO, son autónomos orgánica e ideológicamente y las decisiones que tengan que ver con la organización y la política general de la UNO se tomarán por unanimidad entre las organizaciones que la integran.

Art. 4. La dirección general de la Unión Nacional de Oposición, UNO, estará a cargo de un Comando Nacional, compuesto por cinco miembros principales y dos suplentes alternos, designados por cada organización política integrada a la UNO a escala nacional.

Art. 5. El Comando Nacional tendrá a su cargo todo lo relacionado con la organización y desarrollo de la UNO, el recaudo y distribución de fondos, el cumplimiento de la política trazada por las convenciones nacionales, la aplicación de los acuerdos de los partidos que la conforman, y en fin todo aquello que implique el logro de los objetivos de la Unión Nacional de Oposición, UNO.

Art. 6. El Comando Nacional tendrá un presidente, un tesorero, un secretario ejecutivo y las comisiones de trabajo que sean necesarias, de acuerdo a las tareas por cumplir.

Art. 7. La dirección de la UNO a escala departamental o municipal será ejercida por comandos hasta de tres miembros por cada organización integrante y tendrá a su cargo la aplicación de la política nacional trazada tanto por las convenciones como por el Comando Nacional, buscando el desarrollo e incremento de la UNO en su respectivo territorio.

Art. 8. La Unión Nacional de Oposición, UNO, tendrá organismos de base, formados en las zonas, barrios, sectores o veredas, y estarán compuestos por los militantes de las organizaciones integradas, así como también por todas aquellas personas que compartan los objetivos de la UNO, adhieran a su Programa e ingresen a los organismos de base.

Art. 9. Tales organismos de base se denominarán comandos y deberán tener una dirección mínima compuesta por presidente, vicepresidente, tesorero, secretario de agitación y propaganda y además los vocales que se crean necesarios. En casos especiales podrá aumentar los cargos de dirección de acuerdo a sus propias necesidades y desarrollo.

Art. 10. Las decisiones de los comandos de base se tomarán por unanimidad y no pueden contrariar las normas de organismos superiores, ni los acuerdos de los partidos que integran la UNO, ni los principios generales que la rigen, ni tampoco la política trazada por la UNO a escala nacional.

Art. 11 . Quienes ejerzan cargos de representación a nombre de la UNO, tanto en corporaciones públicas como en otras entidades, quedan sometidos a las reglamentaciones especiales que para tales efectos se señalen, responden políticamente ante el Comando Nacional por el desempeño de las labores a su cargo.

Art. 12. Los fondos generales de la Unión Nacional de Oposición, UNO, estarán formados por las cuotas de sus parlamentarios, por las contribuciones de los partidos integrados y las voluntarias que se reciban.

Serán manejados tales fondos por la tesorería general, según las instrucciones del Comando Nacional.

Publicado TR No. 17, noviembre 22 de 1975.