Inicio

Colombia

 

Elecciones 2018

 

Infortunadamente en Colombia, los obreros y las masas en general se encuentran actualmente sin un partido auténticamente revolucionario que represente consecuentemente su interés de clase en los estrechos y malolientes escenarios de la democracia oligárquica.

 

En la contienda electoral a realizarse este año, participan de un lado: los representantes de las clases parasitarias que han gobernado este país desde hace más de cien años al servicio del capital extranjero y el imperialismo norteamericano, sumidas en el degeneramiento político y moral jamás visto en la historia de Colombia. Y del otro lado, lo que queda de la “izquierda” colombiana, capituladores, mamertos y reformistas boyando plácidamente en la corriente liberal. Sobran razones para no acatar las invitaciones de estas corrientes a pelechar bajo la sombra de la democracia burguesa. Estamos acostumbrados a quedarnos solos. Fuimos formados con la claridad política, la sagacidad y la entereza suficientes para no pasarnos al otro bando cuando arrecia el temporal reaccionario.

 

El gran maestro de proletariado colombiano, Francisco Mosquera fundó y orientó el Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario MOIR en medio de la lucha ideológica contra el oportunismo de izquierda y el mamertismo. Con la participación electoral erupcionaron diferentes tendencias liberalizantes en el partido a las que hubo  que combatir, aun con el riesgo de romper la unidad partidaria; sin embargo, gracias al manejo correcto de las contradicciones al interior del partido y a la aplicación de una política de lucha y unidad Mosquera logro reafirmar y mantener la línea marxista  - leninista  - pensamiento Mao Tse Tung en el partido hasta el día de su muerte, aprovechada por el oportunismo y el revisionismo para cambiarle el rumbo clasista y revolucionario al MOIR.

 

Nuestra lucha debe centrase en combatir las diferentes tendencias liberalizantes de la época. Debemos esclarecer la conciencia de clase de los obreros, los campesinos y las masas, hacerles entender, que mientras no haya un partido auténticamente obrero y revolucionario es imposible defender consecuente y exitosamente sus intereses de clase, aun sus cercenados derechos democráticos. Que los obreros y los campesinos comprendan quienes son los amigos y quienes son los enemigos de la revolución.

 

 Bien los expresamos con Mosquera: “En Colombia echó raíces primero el oportunismo y el revisionismo, que el marxismo -  leninismo”. No podemos vencer a la oligarquía vendepatria y al imperialismo norteamericano, si no desenmascaramos y derrotamos primero al oportunismo y al revisionionismo. Podemos fácilmente demostrar, que la máxima aspiración de las tendencias liberales que caracterizan a la “izquierda” colombiana y que se la juegan a ultranza en estas elecciones es minimizar el olor a mortecino que se escapa de las covachuelas del estado “social de derecho” que representa actualmente el presidente Santos.

 

Con la participación en elecciones no zanjamos las diferencias con el revisionismo y con el Estado neoliberal: participamos en las elecciones para educar y organizar a las masas, para esclarecer su conciencia y acumular fuerza; para llegar a los más amplios sectores de la población colombiana y construir el frente antiimperialista y garantizar el triunfo de la revolución colombiana, y no para crearle ilusiones a  las masas en este estado oligárquico colombiano, como lo hace el oportunismo y el revisionismo representado en las diferentes tendencias que a nombre de la izquierda participan en las elecciones parlamentarias y presidenciales de este año.

 

Es por eso que nos abstenemos de participar en estas elecciones organizadas por el régimen en el 2018. Para los marxistas – leninista es obligación participar en las elecciones, mientras en ellas crean tan siquiera una minoría de las masas; pero, por las condiciones actuales resumidas en este documento no sería correcto participar, ni invitar a las masas a votar por alguno de los candidatos.

 

Seguiremos en la tarea de la reconstrucción del partido del proletariado colombiano orientados por el marxismo – leninismo– pensamiento Mao Tse Tung, legado por Francisco Mosquera.

 

Comité por la reconstrucción del partido de la clase obrera colombiana y del frente democrático y revolucionario, presentes en la confrontación ideológica y en la lucha de masas.

 

Bogotá, Marzo de 2018